"Por qué es importante contar con la certificación WELL"

Índice

La certificación WELL es fundamental en la arquitectura moderna, enfocándose en la salud y bienestar de los usuarios. Este estándar internacional evalúa cómo el diseño de los espacios impacta positivamente en la vida de las personas, considerando factores como la calidad del aire y del agua, la iluminación natural, y el confort físico y mental.

 

Su relevancia crece al considerar que pasamos la mayor parte de nuestro tiempo en interiores, haciendo que la certificación WELL en España, se convierta en un sello de compromiso con la calidad de vida y la sostenibilidad ambiental.

 

De hecho, este certificado es originario de los Estados Unidos, donde su compromiso es tal, que allí todas las viviendas de nueva construcción son WELL. Algo que sin duda, más pronto que tarde, se entenderá a Europa.

 

Beneficios de la certificación WELL

 

La certificación WELL ofrece ventajas integrales que abarcan desde la mejora del bienestar físico y mental hasta el incremento en el valor de las propiedades.

 

Mejora de la salud y bienestar

 

La certificación WELL incide directamente en la salud física y mental de los ocupantes, enfocándose en aspectos críticos como la calidad del aire, iluminación adecuada, y diseño espacial que promueve estilos de vida saludables.

 

Estas medidas están diseñadas para apoyar tanto el bienestar físico como mental, creando espacios que reducen el estrés y fomentan una vida activa y saludable.

 

Incremento en el valor de la propiedad

 

Además, la certificación WELL puede aumentar significativamente el valor de mercado de los inmuebles. Propiedades certificadas WELL a menudo atraen a un segmento más consciente de la salud y el bienestar, dispuesto a invertir en espacios que promuevan una mejor calidad de vida.

 

Esto hace que las propiedades sean más atractivas para compradores e inquilinos, y que pueda resultar en un retorno de inversión más alto para los desarrolladores y propietarios.

 

Impacto ambiental positivo de la Certificación WELL

 

La certificación WELL, más que un logro, es un compromiso con el medio ambiente. Este estándar global asegura espacios que promueven la salud y bienestar de sus ocupantes y garantiza prácticas que reducen la huella de carbono y mejoran la eficiencia energética.

 

Al enfocarse en aspectos como el uso eficiente del agua y la energía, junto con la selección de materiales sostenibles, la certificación WELL en España se convierte en un distintivo de honor para proyectos comprometidos con el futuro del planeta.

 

Fomento de la productividad y creatividad con el certificado WELL

 

Los espacios diseñados bajo los criterios WELL incentivan la productividad y la creatividad. Al priorizar la calidad del aire, la iluminación natural y el confort térmico, se crean entornos que no solo son saludables, sino que también potencian la capacidad de concentración y la innovación de quienes los habitan.

 

La certificación WELL es, por tanto, una inversión en el capital humano, promoviendo lugares de trabajo y hogares que inspiran y motivan.

 

Normativa y regulación en evolución: La importancia del Certificado WELL

 

La creciente adopción de la certificación WELL refleja un cambio en la normativa y regulación hacia la construcción sostenible y saludable. Este movimiento es testimonio del creciente interés en el bienestar ambiental y personal y anticipa un futuro donde las construcciones WELL se conviertan en el estándar.

 

En España, el interés en el certificado WELL marca el camino hacia regulaciones más estrictas que seguramente moldearán el panorama arquitectónico y constructivo del país.

Deja un comentario